Cajón desastre

Mi apuesta sigue siendo la educación permanente.

Crónica (freestyle) de la IX Jornada de drogodependències

IXJornada de drogodependències

IXJornada de drogodependències. Barcelona, 10 de novembre de 2017

Me gusta cuando al recibir informaciones sobre jornadas, cursos, talleres y/o congresos, descubro que uno que me interesa, y que además se realiza en territorio abarcable, no coincide con mi horario laboral. No es un encaje fácil; pero en ocasiones sucede…se alinean los planetas, y me inscribo.

Cuando a posteriori, analizo la situación, me entristece. Ya que si lo descrito en el párrafo anterior sucede, es porque cuando propones en un trabajo que quieres asistir a una acción formativa, normalmente, sorprende y desagrada a partes iguales (a no ser que sea una acción formativa impulsada por quien te contrata, ya que entonces es de asistencia obligatoria… (*^´0$%&??¿¿?=(/)&&), y yo, a estas alturas de la vida, prefiero asumir personalmente la inversión (económica, de energía y de esfuerzo), que tener que defender lo obvio.

Después cuando llega el día en cuestión, la mecánica o secuencia, viene a ser siempre la misma, o muy parecida: Despertarse (demasiado pronto); coger el tren (mejor el de las 7:11 que no hace paradas hasta Sants); llegar al lugar en cuestión (no siempre es ágil); disfrutar (más/menos) de los contenidos de la jornada (que no todo es oro lo que reluce); y en cuantito acaba (sino antes) salir pitando a pillar de nuevo el tren (desenterrar de la mochila el bocata y engullirlo entre estaciones y reflexiones sobre lo escuchado y las posibilidades y dificultades de implementación en mi práctica laboral)… Y, entonces sí, llegas de nuevo a provincias, y empieza la jornada laboral.

El pasado viernes 10 de noviembre, la jornada a la que asistí, fue la IX Jornada de drogodependències. La inserció laboral: un esglaó indispensable per superar una addicció. Una jornada impulsada y programada, con muchas colaboraciones, por Projecte Home .

La ponencia de apertura, la hizo Jordi Gusi (Economista y gerente de ECAS), quien nos cuenta que le explica a sus hijos que su trabajo consiste en curar entidades. Me gustó el enfoque de su exposición, en la que nos habló enérgicamente, de muchos aspectos de la inserción sociolaboral, de personas y colectivos en situación de vulnerabilidad. Y como decía me gustó su enfoque desde el principio, desde el título: La inserció sociolaboral de persones vulnerables. 5 possibles solucions. Con sus reflexiones nos pretendía encorajar para trabajar “de la protesta a la proposta”.

Gracias a unas preguntas que  Jordi Gusi, nos lanzó, al principio de su charla, y a través de las cuales pretendía componerse el perfil del grupo que tenía delante, pude confirmar mi sospecha. La gran mayoría de participantes eran estudiantes! Renuevo mi tristeza.

Las mesas redondas posteriores, nos trajeron a gran variedad de profesionales que nos presentaron diferentes acciones, con más o menos solera en temas de inserción sociolaboral, con colectivos que presentan especiales dificultades. Como nexo común, todos estos proyectos, centran su acción en la persona, en sus itinerarios individuales y en reducir al máximo esas dificultades que complican su desarrollo en el ámbito laboral.

Mi conclusión general, sigue siendo la misma. Me sigue resultando rentable seguir aprendiendo. Aprendiendo, escuchando a otros profesionales que nos exponen sus experiencias y que en ocasiones te facilitan enfoques y planteamientos que aplicar, que adaptar posteriormente en mi quehacer cotidiano laboral. Así pues, mi apuesta sigue siendo la educación permanente.


 

AEGI. Asociación de Estudios de Género para la Igualdad.
Una entidad feminista pionera en Cádiz

logo aegi
Empiezo este post con muchas ganas, y es que vengo a hablaros de AEGI, Asociación de Estudios de Género para la Igualdad.

Fue, precisamente, realizando el curso de Técnica/o Profesional en Formación E-learning como alumna a mediados del 2015 con esta entidad, cuando decidí poner en funcionamiento el inBLOGstigando. Laboratorio socioeducactivo. Así que lo primero que quiero hacer es agradecer la provocación que me lanzaron en forma de ejercicio del curso y que me sirvió como excusa para materializar una idea que me rondaba por la cabezota pero que no arrancaba a iniciar. Así que, de momento GRACIAS.

Esas ganas de escribir este post, surgen también, de la emoción que me provoca el hecho de escribir sobre una entidad bonita, que realiza sus acciones, desde la entrega, el compromiso, el convencimiento, la dedicación, la constancia y un montón más de valores que me resultan tan bonitos, que me conmueven y emocionan. Escuchar hablar a Raquel, a Cristina y a Inma, es eso… Es escuchar hablar a tres mujeres con total sinceridad, sobre las acciones que realizan bajo el generoso paraguas de AEGI, que no cesan de entrelazarse con otras entidades, organizaciones y colectivos e incluso se mezclan con su desarrollo personal e individual con total naturalidad.

La mañana que hablamos a través de skype un rato, para que posteriormente yo os pueda contar más cosas en este post, se muestran accesibles y muy generosas en todo lo que me narran. Yo, en mi afán organizativo, elaboro previamente un, demasiado convencional, guión de la entrevista.

Rápido me doy cuenta que, precisamente eso es lo que a AEGI le sobra. Los convencionalismos. Lo preestablecido. Las ataduras sociales que limitan. Estas tres mujeres, y todas la personas que con ellas colaboran o han colaborado, defienden precisamente lo contrario. Promueven nuevas formas de colaboración y de relación entre las personas, las militancias, el activismo para visibilizar, el empoderamiento y la educación desaprendiendo y deconstruyendo todas las normas sociales aprendidas, que limitan o no permiten el desarrollo y el crecimiento de las personas. Así que, deconstruyo y desaprendo yo también en esa entrevista, y me doy cuenta que puedo dejar a un lado ese guión, para abandonarme a la sencillez de una conversación compartida, puesto que compartimos posición y lenguaje.

La tres mujeres con las que converso, llegan con bagajes y trayectorias muy ricas y variadas, desde diferentes lugares y disciplinas como el coaching, la lengua de signos, la psicología, la promoción de la igualdad, el feminismo, el movimiento asociativo, etc…

foto equipo AEGI

Aquí las seis mujeres que promueven actualmente la actividad de AEGI

AEGI lleva en activo, de forma ininterrumpida, desde el verano de 2011, programando y organizando diversas y diferentes acciones y actividades, siempre buscando la promoción del asociacionismo y la militancia feminista. Identificando activa i constantemente las posibilidades de incidir socialmente. Y a todo lo anterior se le debe añadir, la importante conexión territorial a la ciudad Cádiz, y al resto de Andalucía en sus acciones presenciales (su oferta de formación e-learning debe considerarse desde otro punto de vista). Añadiendo, también, la perspectiva del emprendimiento, en esta descripción de las líneas generales de la entidad.

Cristina, Raquel e Inma, me detallan algunas de las actividades presenciales que han realizado en estos años:

-Realización de Cursos de promotoras de igualdad.
-Participación en la Feria de Salud, con cursos de empoderamiento menstrual.
-Participación en las Jornadas de profesionales feministas de enREDadas.
-Entrega de una Beca de estudios anual.

Un punto y a parte es la oferta de formación e-learning que AEGI realiza, sobre diferentes temáticas de carácter social y que recibe alumnas de diferentes lugares del mundo.
Todas estas iniciativas son impulsadas con el objetivo de ofrecer espacios y propuestas que impulsen el aprendizaje continuo y la educación permanente. Una educación integral, holística, transformadora y transmisora de valores.

Por todo lo descrito hasta aquí, AEGI, debe considerarse una asociación pionera en la ciudad de Cádiz. Así que ya sabéis, que si he escrito este post, es porque os animo muchísimo a que las sigáis de cerca.


Desde el casco viejo de Pamplona, nos recuerdan que,

SIEMPRE NOS QUEDARÁ PARIS 365

logo3

El día que quedo con Patxi, para que me cuente todo lo que le apetezca sobre Paris 365 (y así yo después poder escribir este post), fácilmente comprendo el cómo una entidad ha crecido como lo ha hecho Paris 365 desde el 2009, hasta ahora. Su actividad es constante: me contesta a mí conectando datos de aquí y de allí; recibe llamadas, llaman a la puerta…; y en todo momento resuelve los temas de forma ágil. Así que llego a la conclusión de que eso ha debido ser, un hacer sin parar.

Desde el principio percibo cercanía, generosidad y sinceridad en sus palabras. Unas palabras hechas conversación, a través de las que me cuenta la idea principal sobre la que se basó e inició la actividad de la entidad. Todo surgió de un planteamiento básico, concreto y conciso:

Ofrecer a las personas con y para las que se trabaja 3 comidas al día, los 365 días del año.
Desde ahí pues, se comenzó el trabajo para llegar, de momento, a la estructura actual de Paris 365, a la que nos acercaremos más adelante.

Materializar ese planteamiento básico tuvo como resultado: Organizar y ofrecer un servicio de comedor solidario.

Me gusta cuando en lugar de comedor social, me matiza Patxi (muy al principio de la conversación). Me dice que desde la entidad prefieren hablar de comedor solidario en lugar de comedor social. Y a mí se me pone ya una sonrisa en la cara, porque cuando alguien habla de solidaridad de forma intencionada, me hace pensar en todo aquello que estudié en mis asignaturas muy de introducción a la sociología, en las que nos hacían conocer los planteamientos que Émile Durkheim realizó sobre la solidaridad y la organización social.

En conclusión, me gusta, que se utilice ese término, que yo entiendo de una forma muy esencial, como los lazos de unión o la forma de colaborar entre las personas que conforman una comunidad. De igual a igual.

Entonces, como venía diciendo un grupo de 8 ó 9 personas entre finales del 2008 y principios del 2009, después de realizar un estudio y análisis diagnóstico de Pamplona, que les permitió detectar objetivamente a las personas y a los colectivos más vulnerables, hacia los que menos recursos y servicios se dedicaban y ofrecían; se inició la actividad de Paris 365. Con ánimo colaborador y sin intención de competir ni duplicar servicios, promueven y deciden iniciar su acción, por aquel entonces, con dos líneas principales:

-El comedor solidario Paris 365
-El servicio de asesoría Etorkin

comedor6

Comedor solidario Paris 365

Ese fue solo el principio, ya que evidentemente empezar a trabajar desde ahí, fue el primer paso a través del cual se empezó a estirar el hilo y fueron surgiendo nuevas necesidades que las personas planteaban y que exigían ser atendidas, y así, constantemente e intentando responder a esas necesidades que desde el trabajo cotidiano iban surgiendo, poco a poco se ampliaron los servicios y programas, para atender de una forma integral a las personas. Esas acciones que fueron creciendo alrededor del comedor y de la asesoría, y que componen lo que hoy día es la entidad, son:

-Servicio de acogida y acompañamiento individualizado
-Servicio de apoyo psicológico Paris 365
-Ocio: Txoko Paris 365, Txoko Txiki Paris 365 y ludoteca
-Rutas de emergencia: Sopa caliente Paris 365
-Vivienda: Paris Etxea 365-Vivindas comunitarias
-Emprendimiento social: Catering, formación

logo1-21

Logos de las diferentes acciones de Paris 365

Todos los servicios que desde la entidad se diseñan y planifican desde la entidad, intentan implementarse desde la máxima calidad. Es decir, no por estar orientados a personas vulnerables y en riesgo o propiamente en exclusión social, van a ser de una menor calidad. Y todas las personas que participan de estos servicios asumen el pago de cuotas populares y accesibles.

La Fundación Gizakia Herritar, se define como una entidad social, independiente, aconfesional, sin ánimo de lucro y de interés general que trabaja a favor de los Derechos Humanos y por la consecución de la Justicia Social, y apuesta por la transparencia como metodología de funcionamiento habitual. En realidad, en su página web tenéis gran variedad de documentación formal para poderla consultar, podéis ver su organigrama, su misión, visión y valores, las memorias anuales, y en general todo lo que hacen y cómo lo hacen.

Pero informalmente, mientras Patxi y yo hablamos de cómo empezó y ha seguido la actividad de Paris 365, hablamos sobre algunos de los pilares sobre los que podríamos decir que toda la actividad de la entidad se asienta:

-La defensa de los derechos humanos y de la justicia social.
-La necesidad de resolver y/o dar respuesta a situaciones de emergencia social.
-La promoción del activismo ciudadano.
-Acciones de sensibilización social.
-Hablar y difundir HACIENDO y siempre en contra de la acción asistencialista.

Para sostener el peso y desarrollar el trabajo de la actual estructura de la entidad, trabajan con dedicación estable, profesional y exclusiva seis jornadas y media. Aunque evidentemente la entidad cuenta con más personas trabajando en momentos y espacios más puntuales, e infinidad de personas que colaboran y participan como voluntarios con el mayor de los compromisos y dedicación.

mercadillo-2013

Mercadillo 2013

fiestavoluntaris2016

Fiesta de voluntari@s 2016

tienda2-3

Tienda

batukada

Batukada

Además Paris 365, participa en diferentes redes, a través de la cuales conoce la actividad actual del sector y el territorio en los que inciden posteriormente, pudiendo así determinar dónde y para/con quién puede ser prioritaria la necesidad de intervenir y dónde no.

Cuentan, además, con la colaboración de infinidad de colectivos, gremios, asociaciones de profesionales, y similares, que se comprometen con la actividad de la entidad, prestando su colaboración o realizando donaciones, tanto regulares como puntuales.

Estos últimos aspectos, son la incidencia en la dimensión del trabajo en la red comunitaria de la entidad. Porque a través de todas estas colaboraciones, no solo se consiguen los bienes, materiales y dedicaciones que estas personas y organizaciones aportan, que son muy necesarias para la acción, sino que además se visibiliza toda esa dimensión social, que tantas veces pasa desapercibida, y que no es otra que la necesidad de provocar gestos de compromiso y acción de todos y todas, para empezar o seguir transformando la sociedad.

Sinceramente espero que os haya gustado tanto como a mí conocer a la Fundación Gizakia Herritar, que en esencia, existe para tejer redes y provocar la colaboración entre personas y colectivos de Pamplona. Personas y colectivos que se interrelacionan para buscar la mejor manera de resolver los retos que la vida les presenta. Siempre teniendo en el horizonte el objetivo de la transformación hacia una sociedad más justa. Y que, como yo pienso seguir haciendo, les sigáis la pista de cerca, porque tienen previsto seguir trabajando a tope!


 

LIBU Bilbao. El primer año de vida de una librería muy especial

 

libu-logo-normal

 

No consigo recordar cómo fue que un día llegué a la cuenta de Twitter de la Asociación Zubietxe. El caso es que leyendo con regularidad sus mensajes de 140 caracteres empecé a sospechar que si investigaba un poquitín más sobre la entidad, terminaría gustándome más todavía. Así que un día di el salto y me fui a pasear por su web. Tras ese paseo, podía confirmar rotundamente que sí, que la Asociación Zubietxe de Bilbao, todo el trabajo que hace, y sobre todo, cómo lo hace, me gustaba muchísimo.

En ocasiones, en mi quehacer cotidiano del ejercicio profesional como educadora social, necesito asistir a congresos,  a jornadas, apuntarme a cursos … escribir un blog … surfear por la red; para encontrar cómplices y complicidades, para ver que somos muchos más de los que dicen que somos y para seguir enamorada de ésta profesión, mi vocación.

Así que en uno de esos ratos de surfeos virtuales, la Asociación Zubietxe, me presentó a LIBU. Como yo todo lo que la Asociación Zubietxe presentaba me lo miraba con ojitos y predisposición, rápidamente fui a pasarle “el chequeo”. ¡¡MadreMia!! No podía dar crédito. LIBU es un proyecto que aúna dos de mis grades pasiones. Esas dos pasiones no son otras que la acción social y el mundo de los libros (librerías y bibliotecas incluidas).

Así que a base de ir siguiendo su actividad a través de las redes sociales, y aprovechando el giro de contenidos que decidí darle al inBLOGstigando desde el pasado septiembre, un día se me ocurrió lanzarles una propuesta, que no era otra que poder hablaros aquí, tanto de la Asociación Zubietxe como de LIBU. Y la verdad que fue todo muy fácil, nos escribimos un poquito por Twitter y un poquito más por mail, y quedé con Izaskun Rekalde, para mantener una conversación telefónica el pasado día 20 de octubre.

Sinceramente, yo no sé mucho sobre la teoría y la práctica de hacer entrevistas, pero soy curiosa e intento ser aplicada, así que me hice un guión para no dejarme nada sobre lo que preguntar. Pero resultó que tanto Izaskun como yo tenemos predisposición a la conversación, y además hablamos un “idioma” parecido: el de los profesionales de la acción social. Así que ya imaginaréis que todo fue muy fluido.

A través de esa entrevista en forma de conversación, o viceversa, supe que la Asociación Zubietxe, es una asociación sin ánimo de lucro que lleva trabajando desde 1993 con y para personas en riesgo de exclusión social en Bilbao.

Eses planteamiento generalista se traduce en trabajo con diferentes colectivos:

-Personas con problemas relacionados a la salud mental.

-Personas en situación de sinhogarismo.

-Personas con problemas asociados al consumo de tóxicos.

-Personas con problemáticas derivadas de sus procesos de migración.

A los que les ofrecen diferentes acciones, proyectos y servicios:

  1. El Centro de día, en el que se realiza un trabajo educativo individualizado con cada persona, a través de un sistema de tutorías que lleva a cabo el equipo de educadoras y psicóloga. El centro de día funciona los 365 días del año, y deviene, además, centro neurálgico o articulador, para poder ofrecer un sinfín de posibilidades:
  • Servicio de comedor.
  • Actividades y talleres para desarrollar un ocio positivo.
  • Acompañamiento formativo.
  • Acompañamiento en búsqueda de empleo.
  1. El área Residencial, en el que se encuentran diferentes líneas:
  • Pisos para personas inmigrantes autónomas.
  • Red de pisos, para personas con cierto grado de autonomía pero que requieren un apoyo en el acceso a la vivienda.
  • Pisos e intervenciones educativas de alta intensidad educativa para personas con problemas graves de salud mental y exclusión.

De forma transversal, además, también se fomenta la participación comunitaria tanto de la entidad como de las personas a las que atienden.

El total de las acciones impulsadas por esta asociación,  sin ánimo de lucro, son financiadas a través de la firma de convenios de colaboración con administraciones y presentar propuestas a subvenciones. Lo que provoca que la entidad sufra, como la mayoría de entidades del tercer sector social, para poder mantener su estructura. Ya que esta forma de financiación tiene como característica principal la poca estabilidad y/o temporalidad.

Pero el día 11 de diciembre de 2mil15, a toda esa línea exclusivamente social, le añadieron un nuevo proyecto: LIBU.

LIBU, es una librería de libros de segunda mano, ubicada en el casco viejo de Bilbao, concretamente en Harategi Zahar Kalea número 7. Inicia su actividad con, al menos tres objetivos de partida:

-Promover acciones  que generen ingresos que aseguren, cierta, independencia económica para la entidad. (Aunque de momento y siendo este el primer año de LIBU, con cubrir los gastos de la librería y a partir de ahí seguir creciendo, es suficiente)

-Rentabilizar de algún modo la conexión que la asociación tiene con el mundo de la cultura; y de paso promover la cultura como motor de cambio para las personas con las que se trabaja.

-Sensibilizar y visibilizar todas las caras de la sociedad, proponiendo talleres que programan y realizan las personas que participan de otros proyectos de la Asociación Zubietxe (talleres remunerados).

Además de todos estos objetivos, en el horizonte, siempre, se contempla la posibilidad de que además LIBU pueda generar algún puesto de empleo y suponer una opción laboral pera las personas con las que la entidad trabaja.

El funcionamiento es sencillo, todos los libros que encuentras en LIBU, son de segunda mano, y han sido donados (todas y todos podemos colaborar donando libros que ya no utilicemos), y en la librería se venden del siguiente modo: 1 libro 3€, 2 libros 5€, 5 libros 10€.

Pero, como no solo de libros viven los hombres y las mujeres, en LIBU puedes encontrar también diferentes actividades y talleres, tanto infantiles, como para adultos, normalmente gratuitas (para estar al día de la programación os recomiendo visitar su página web o seguir sus perfiles en redes sociales), también hay concursos literarios y participan en la programación de ciclos de carácter municipal. Así que como veis se realizan un montón de actividades que sirven para que LIBU esté viva, siempre recibiendo a personas con sed de cultura. Además, con esta programación de actividades se va tejiendo la propia red social y comunitaria de LIBU.

La actividad de la librería se sostiene, a través de una persona con un contrato a media jornada, la apuesta y la dedicación de la Asociación Zubietxe y sus profesionales,  y el apoyo de voluntarios. Pero los principales ingredientes que consiguen, que este primer año de LIBU se cierre en tono positivo y esperanzado, son las ganas de aventurarse, de experimentar, de seguir buscando fórmulas y de echar p’alante.

Así que, me sumo a las felicitaciones por su primer aniversario, diciendo que espero muy mucho que este sea el primero de muchos, y pronto conoceros más allá de lo on-line!

 

 

 

Así de elegante se ha puesto LIBU para festejar su primer aniversario.

Así de elegante se ha puesto LIBU para festejar su primer aniversario.

No os lo perdáis, si estáis cerca de Bilbao, ya podéis ir a felicitar el primer aniversario de LIBU

No os lo perdáis, si estáis cerca de Bilbao, ya podéis ir a felicitar el primer aniversario de LIBU.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así se ve la calle desde LIBU.

Así se ve la calle desde LIBU.

 

 


UN TO COMBATIU AMB EL QUE EM SENTO IDENTIFICADA I CÒMODA. Crònica de la III Jornada formativa de la CASC_CAT: Animació sociocultural i mobilització social

El dia 5 de novembre el tenia marcat a l’agenda des de principis d’estiu quan vaig veure per primera vegada la difusió de la III Jornada formativa de la CASC_CAT a través de la pàgina de Facebook d’Educació Transformadora.  Vaig pensar:  “A la tercera va la vençuda!!  Aquesta vegada sí que m’enganxa a prop, i tot i que estem a juliol, i que a la difu que llegeixo posa que les inscripcions no es poden fer fins al setembre, jo m’ho apunto ja a l’agenda

Aquesta tercera jornada formativa porta el següent estimulant títol: Animació Sociocultural i Mobilització Social. Es realitza  a l’Auditori Can Fabra, i ens convoquen a totes i tots a les 9:30 d’un dissabte , per tal que a les 10h puguem estar ja treballant.

Els dies previs al 5 de novembre, sento certa emoció, ja que tinc ganes d’assistir a la jornada, i començo a pensar que assistir-hi significa tornar a connectar-me i  reactivar-me amb les xarxes de professionals de Catalunya, després de l’allunyament  físic dels darrers anys vivint i treballant a Salamanca. Han sigut aquests, aproximadament tres anys, els que m’han fet aprofundir i seguir molts actes i espais a través dels molts racons virtuals existents, relacionats amb l’animació sociocultural i l’educació social, que m’han servit en certa manera per trencar o reduir aquesta distància.

Aquests dies anteriors a la jornada totes i tots el participants rebem, també,  el Llibre previ on els i les ponents plantegen per on versaran les seves reflexions. Ja en aquests escrits previs, crec entendre que es destaca i/o es planteja de forma contundent el gran poder de l’animació sociocultural com a eina de mobilització per a la transformació. Em permeto dir que amb un to, segons la meva percepció, prou combatiu.

14915554_1197229676990222_588407440901769587_n

Un to combatiu, que en el desenvolupament de la jornada, continuo percebent. Un to combatiu, que ens interpel·la als professionals de l’animació sociocultural, a qui se’ns exigeix, sigui on sigui que estem treballant, i indiferentment  del paraigües organitzatiu que ens aixoplugui, aquesta actitud combativa…entesa com una actitud qüestionadora, constant, que treballa per i amb les persones d’un territori, d’una comunitat; una actitud compromesa i coherent. Un to combatiu amb el que em sento identificada i còmoda.

I així, el dia de la Jornada tot es desenvolupa segons el programa:

  • Obertura i presentació, a càrrec de la Pilar Figueras i el David Vallverdú.

Ens expliquen com anirà el matí.

  • Orígens, evolució i reptes de l’animació sociocultural amb la seva relació amb la mobilització social. El Joan Mora dinamitza la conversa amb el Xavier Franch i l’Aurora Álvarez “Yoyi”.

Comparteixen amb nosaltres, generosament i des de la pròpia  experiència, moltes reflexions, de les quals jo destaco dos: 1) les referents a la professionalització de l’animació sociocultural com a metodologia que sorgeix de les accions solidaries, reivindicatives i les militàncies. 2) l’animador social com a eina, (com a tornavís, com a “bisagra”*) el qual es posa a disposició de les persones i els processos i de les seves necessitats explícites i implícites.

  • La mirada dels projectes actuals, l’Anna Novella condueix aquest espai on es presenten els següents projectes:

1.-Fes Kiosk de l’Associació Circula Cultura

2.-Patina i lluita de l’Associació juvenil Rocket Project

3.-Ateneu l’Harmonia

Tres projectes, interessants…sorgits i implementats des d’iniciatives i plantejaments ben diferents, però tots amb D.O. ASC.

  • Elements comuns i vertebradors, espai on, a partir dels plantejaments que l’Antonio Alcántara “Jese” fa a l’Eli Medina i el Carles Monclús, s’obre la reflexió al total de participants.

Es parla, sobre la necessitat de ser i mostrar-se coherent i compromès en l’exercici professional. També de la solidaritat, lluny de la caritat, i de com l’animació sociocultural són accions organitzades que poden utilitzar infinitat de llenguatges com la cultura i l’art; i  de com fem política des de la nostra acció quotidiana.

 

 

img_8968

Obertura i presentació

img_8971

La mirada dels projectes actuals

img_8969

La mirada dels projectes actuals

 

 

 

 

 

 

 

 

M’agrada moltíssim el plantejament de totes les ponències, on les persones convidades, més que emetre continguts en format magistral i unidireccional, el que fan és establir espais del que jo visc com “converses informals entre companys”… companys de batalles, de llenguatges, companys de professió i militàncies, companys amb els que comparteixo inquietuds i maneres de fer, i companys amb els que també discrepo.

En tot cas, aquesta jornada, em resulta un espai en el que intercanviar opinions de forma constructiva, en el que trobar persones amb qui comparteixo l’estil de vida. En el que parlar de com facilitar i acompanyar a persones i col·lectius, en els seus processos, amb l’últim  objectiu d’apoderar-los fins a poder desaparèixer, i que tot això no soni a marciano.

Entre els i les participants a la jornada s’identifiquen diferents perfils de persones. Per una banda el món acadèmic, representat pels àmbits universitari i dels cicles formatius; aquí trobem tant docents com estudiants. Per altra banda professionals de l’animació sociocultural, persones que treballem i/o militem cada dia en els molts i diferents àmbits de l’animació sociocultural. Infinites trajectòries que ens faciliten variats punts de vista que enriqueixen profundament els espais de diàleg que la jornada provoca, per tal de facilitar i afavorir de crear xarxes, de generar interconnexions entre persones i professionals que comparteixen objectius.

En definitiva, va ser un matí ple d’idees d’ahir, d’avui i de sempre, que em van regalar una tarda de dissabte més reflexiva que de costum, en la que pensava i repensava sobre com aplicar i/o modificar petites coses en el meu exercici professional per tal d’engegar l’acció, de provocar la “xispa”*, que al matí havien dit que és el que ha de ser l’animació sociocultural…la “xispa”* que encengui els inicis de les transformacions que volem, que necessitem.

 

 

 

*Diu el traductor que “bisagra” és frontissa i que “xispa” és espurna.


RECALCULO, RECTIFICO, REESCRIC, REFAIG, REDEFINEIXO, READAPTO…

 

Avui és dia 13… demà és 14…i això vol dir que publico post a l’inBLOGstigando. Laboratorio socioeduativo, i resulta que el tinc a mitges,  que no l’he acabat. És un text una mica elaborat, seriós, sesudo, en el que reflexiono sobre temes importats i/o transcendentals per l’educació social…sobre si és apropiat o no que els nostres peques tinguin deures, sobre l’educació en el lleure, sobre les recents i alarmants dades sobre pobresa, sobre la connexió existent entre com de rentable és invertir en educació per reduir aquesta pobresa i les desigualtats en general…Però avui no el puc acabar.

Avui estic com el dia…grisa, ennuvolada, espessa, poc clara. I a més la tardor, que avui ha arribat de forma imminent,  no facilita que es desperti en mi la clarividència, la creativitat, la capacitat de produir el text en continguts. Sempre he sigut molt més de primavera, fins i tot d’estiu…i a sobre són les 20:04 i jo sóc de productivitat intel·lectual en horari de matí…Així que trobo que no podré acabar el text elegant.

Així que decideixo resoldre-ho, utilitzant una estratègia que utilitzo constantment treballant com educadora: RECALCULO, RECTIFICO, REESCRIC, REFAIG, REDEFINEIXO, READAPTO… Tot per ajustar el que faig amb el que correspon i el que la persona amb la que treballo, necessita.

Modifico irremeiablement  els plans de dedicar el vespre i part de la nit a finalitzar el text elegant, sesudo i intelectualoide, per compartir l’estona, converses, preocupacions, complicitats,  risses i sopar amb dues amigues i a més companyes d’aventures laborals també…companyerites de fatigues. Ves avui necessito això…una estona per apapacharnos. Una estona gentil, bona, confortable i que faci que em reconciliï amb la cara injusta d’aquesta vida, una cara injusta que de vegades ens trobem massa sovint en aquestes nostres feines.

Així que avui més que mai valoro moltíssim la xarxa social amb la que compto, una xarxa social que permet que en un vespre jo em pugui recomposar, per tal de poder anar demà a treballar amb un gran somriure, que és com a mi m’agrada fer la meva feina.

 


3 COSAS BUENAS DE HABERME ENAMORADO DE LA EDUCACIÓN SOCIAL ANTES DE IR A LA UNIVERSIDAD

Tuve la suerte de llegar a la facultad de educación de la Universidad de Salamanca, después de haber estudiado el CFGS de Animación sociocultural y de haber trabajado durante un año entero en ocio y tiempo libre.

Con esa micro trayectoria profesional aterricé en la facultad. ¡¡Y qué suerte oigan!!, ya que de algún modo tenía una cierta conexión con la profesión desde la praxis. Y lo más importante: yo había decidido que quería y que iba a ser educadora social.

Y teniendo en cuenta lo descrito, voy a intentar enumerar y argumentar…

3 cosas buenas de haberme enamorado de la educación social antes de ir a la universidad:

1.- Conocí el trabajo de un educador social (así en masculino), viendo trabajar a un educador social antes de empezar la diplomatura.

Mientras hacía las prácticas del ciclo formativo por allá por el año 2000, con un animador sociocultural, que sabía mucho de trabajo comunitario, vi cómo trabajaba un educador social de servicios sociales. Solamente vi y observé desde la distancia, cómo trabajaba con los jóvenes del barrio, cómo de una forma cercana y cariñosa recibía y atendía a las familias, en ocasiones con logros, pero también con dificultades y fracasos. Yendo y viniendo por el barrio, por los centros educativos, por las entidades y por sus calles y plazas…

Pero sobre todo con  pasión, con la pasión que se trabaja en lo que uno elige; y que difícilmente los docentes de la facultad me podían transmitir. Unos docentes que con suerte ejercieron un rato como educador o educadora antes de meterse en la espiral académica. Supongo que el encargo del ámbito académico es domar y llenar de contenidos teórico sistemáticos todo ese torrente de pasión.

2.- Viví mi paso por la universidad, como un trámite necesario para ejercer la profesión que yo ya había elegido.

Aunque llegué a la facultad del modo que he descrito, quiero explicitar que siempre he dicho que yo le saqué mucho provecho a mi paso por la universidad.

Socialmente el lenguaje de los títulos funciona, nos uniforma, avala unas competencias estandarizadas asumidas y nos acredita como profesionales que podemos ejercer una determinada profesión. Siempre tuve muy claras las asignaturas que quería hacer (dentro de las que podía elegir) y sentí, ya desde entonces, predilección por los ámbitos relacionados con la intervención en y con colectivos socialmente vulnerables y en riesgo de exclusión, el desarrollo comunitario y el trabajo con jóvenes. Curiosamente son los ámbitos en los que he ejercido desde 2005.

3.-Darme cuenta desde el principio, de que el ejercicio profesional de los y las educadoras sociales, exige comprender que nuestra profesión se desarrolla en muchas ocasiones entre diferentes dimensiones o en planteamientos dicotómicos, destaco estos dos, que son los que últimamente me rondan recurrentemente por la cabeza:

La formación que recibimos VS a la práctica real de la profesión.

La práctica profesional basada en un código deontológico VS la práctica profesional que en ocasiones administraciones promueven.*

Estas constantes dicotomías, exigen que estemos bien posicionadas, con importantes anclajes y convicciones en lo que hacemos a diario. Que constantemente tengamos muy presente cuál es nuestro trabajo y hagamos pedagogía de ello. Que entendamos que trabajamos en el eterno equilibrio de acompañar a personas en sus procesos de socialización, pero mostrándonos constantemente críticos con una sociedad  que no siempre, y no con todos y todas es justa.

Y pese a todo esto, o precisamente por todo esto, últimamente después de un nuevo giro profesional, no paro de decir que yo, aquí y ahora AMO MI PROFESIÓN.

 

*Comentado recientemente con algunas amigas y colegas como Laura González (ella es una buena muestra de todo lo bueno que saqué de la facultad de educación de la Universidad de Salamanca).

Además estos días también he estado intercambiando algunos tweets  relacionados con los compañeros de Educablog, El Blog de la Educación Social, en conexión a una noticia que compartieron en redes sociales.


 

EDUCACIÓN SOCIAL “DE PRIMERA” Y EDUCACIÓN SOCIAL “DE SEGUNDA”

Empiezo este post sabiendo que tal vez no guste a todas las personas y profesionales de la educación social que puedan leerlo, y aun así lo escribo, porque es un pensamiento, una idea, una reflexión con la que, de forma recurrente, hace años me encuentro.

Además, siendo un artículo que puede resultar incómodo o con el que no estar de acuerdo, es fácil que me dejéis comentarios. Y es que siempre me gustó provocar.

Ahí voy…..Creo, considero y percibo,  que en muchas ocasiones hay una educación social “de primera” y otra “de segunda”.

Para mí, la mayoría de las ocasiones, esa consideración o calificación, viene especialmente marcada, por si es una acción impulsada por parte de servicios, proyectos y profesionales de las diferentes administraciones públicas; o acciones propuestas por profesionales y entidades u organizaciones (no lucrativas) de iniciativa privada (aunque los beneficios de su acción sean evidentemente públicos).

En el desarrollo profesional de cualquier trabajador de lo social, resulta más que evidente que los implicados en la ·educación social “de primera” son los profesionales, y su acción,  que trabajan en proyectos y servicios de las administraciones, ya que son ellos los que poseen la autoridad y la competencia para implementar las acciones de protección social que la ley contempla y diseña asépticamente para el total de sus ciudadanos y ciudadanas.

En otro nivel, podemos identificar a los profesionales y sus acciones, de lo que he denominado educación social “de segunda”, que serían esos educadores y educadoras que trabajan en pequeñas entidades, muy cerca de determinados colectivos, o conectados a algún territorio concreto y de las personas con las que y para las que trabajan. Son profesionales que aunque cuentan con el reconocimiento de esas personas y colectivos con los que trabajan, deben luchar en muchas ocasiones para conseguir que se les identifique como profesionales de la acción social y la potencialidad de su trabajo.

Cabe destacar, además, que las acciones impulsadas desde la educación social “de segunda”, vienen a llegar precisamente a donde no llega la educación social “de primera”.  Así que me cuesta mucho comprender, y a ratos incluso me enfada,  cómo es que resulta tan complejo establecer colaboraciones y coordinaciones entre los profesionales de ambas dimensiones de la educación social. Y lo planteo así, y no hablo de trabajo conjunto, porque eso resulta directamente marciano.

Una diferencia más, que considero que debe tenerse en cuenta si hablamos de estas dos dimensiones de la educación social, es la referente a las condiciones laborales de los educadores y educadoras que ejercen en la educación social “de primera” o en la educación social “de segunda”. De nuevo, la situación de desventaja para los profesionales “de segunda” es evidente, aunque su trabajo no sea para nada “de segunda”. Además, acceder a espacios de visibilidad profesional, como jornadas, congresos o el ámbito académico específico, resulta también mucho más difícil, para estos segundos profesionales.

Así que teniendo en cuenta las características de estas dos dimensiones, que se me antojan, tristemente, paralelas (que nunca se llegarán a cruzar), resulta totalmente lícito que cada educador o educadora elija donde invierte sus esfuerzos y energías profesionales, ya que aunque a mí personalmente me gusta más trabajar desde la educación social “de segunda”, considero imprescindible el trabajo que todas y todos los educadores sociales realizamos a diario.


 

 

COHERENCIA Y EDUCACIÓN SOCIAL…..MANOS A LA OBRA

 

manos a la obra

 

 

Dice la RAE que COHERENCIA es:

1. f. Conexión, relación o unión de unas cosas con otras.

  1. f.Actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan.”

Así que hace años que la persigo, y que me empeño tozudamente en mostrarme como una persona coherente.

Y entenderéis, que si en lo personal ese empeño se me hace complejo en ocasiones, en lo profesional la complejidad alcanza niveles máximos.

Pero es que si la coherencia en lo personal me parece importante, en  esta profesión que adoro y elegí realizar, la considero imprescindible. Me resulta insoportable e insostenible trabajar diciendo unas cosas y haciendo otras. Y supongo que por eso elijo trabajar e implicarme en proyectos que me permitan intervenir socioeducativamente basándome en procesos a largo plazo, acompañando a las personas y a los colectivos con sus diferentes dinámicas y ritmos. Y supongo, que también por eso, me siento gustosamente alejada de las acciones y servicios que las administraciones promueven. Unas administraciones que hablan un lenguaje alejado al de las personas y que establecen criterios que homogeneizan las acciones y atenciones a las personas, y que determinan, quien está fuera y quien está dentro del sistema. Yo no quiero participar de esa educación social. Y, que en muchas ocasiones utiliza a los trabajadores de lo social* como un catalizador, para frenar y neutralizar la emergencia social, que hace años que determinados colectivos plantean.

Hace unos meses leí a una profesional de otro ámbito (creo que estaba relacionada con el diseño), una reflexión que comparto absolutamente, y venía a decir algo así: “tras unos meses de muchas dudas en relación a si me gusta mi profesión, y descubriendo grandes dudas de planteamiento por primera vez en mi vida, llegando a pensar incluso que tal vez era necesario recalcular o redefinir mi actividad profesional; mi conclusión es que sí. Que sigo amando mi trabajo. Lo que no me gusta y lo que me hace dudar constantemente, es el ritmo y las formas en las que tengo que trabajar, las condiciones en las que me obligan a realizar mi trabajo”. Sinceramente no puedo estar más de acuerdo con la idea, y me siento más convencida que nunca, si afirmo que sigo amando la educación social, sigo disfrutando ejerciendo de educadora, sigo convencida de la potencialidad del trabajo que las educadoras y educadores realizamos con los diferentes colectivos y en los diferentes ámbitos en los que trabajamos.

Así, que prepárense, porque llego con ganas renovadas, con fuerza y empuje de sobras para seguir plantando cara mientras trabajo, para seguir apostando por la profesionalización de nuestro trabajo, porque no voy a permitir que se ninguneen nuestras intervenciones. Tan importante es seguir a pie de calle a diario, como visibilizar nuestra profesión en todos y cada uno de los rincones a los que pueda y me dejen llegar. Voy a seguir luchando cada día, para que quede claro cuál es el trabajo de una educadora social.

*Entiéndase en este “trabajadores de lo social” a la gran variedad de profesionales que estamos implicados en la acción social: Educadoras y educadores sociales, trabajadoras y trabajadores sociales, integradoras e integradores sociales, animadoras y animadores sociales, psicólogos y psicólogas, mediadoras y mediadores, y un largo etcétera.


 

 

¡¡TIC-TAC, TIC-TAC!!

Ha pasado. Desde que recuperé hace unos meses la actividad del blog, la idea me había pasado fugazmente por la mente… ¿Y si algún mes me quedo en blanco? ¿Y si no me sale nada interesante sobre lo que escribir? ¿Qué pasa si un mes no publico ningún post?

Pues supongo que si un mes no publico nada, pues no será grave. Que si algún mes subo el post el día 17 en lugar del día 14, el mundo seguirá girando, las canciones sonando, los autobuses funcionando y los bailarines, bailando.

En esa espiral de preguntas y respuestas estaba sumergidísima, cuando pensé que eso mismo nos pasa muchas veces en la profesión. Las educadoras sociales y los educadores sociales, pasamos muchas horas de intervención, pensando en el tiempo. En los horarios, en los cronogramas, en los trimestres, en los cuatrimestres, en las justificaciones de final de curso, en las de final de año, en las programaciones, las agendas, las intervenciones con resultados a largo plazo, las duraciones de las sesiones… Y madre mía, no seré yo la que no defienda la necesidad de organizarnos, pero ¿no nos estaremos pasando?

Intento ahora pensar en cómo sería trabajar como educadora social, sin que ese TIC-TAC, TIC-TAC fuera el que manda todo el rato. ¿Cómo sería poder acompañar a las personas diseñando la intervención basándonos en sus tiempos? No en si la semana que viene hay puente y tengo que hacer lo mismo que en 5 días en 3, en que tu edad dice que eres del grupo de medianos, que en agosto se estudian mates sólo si has suspendido y que un servicio de protección (de infancia o de víctimas de violencia contra mujeres, por ejempl) acoge a esas personas hasta tal edad o durante X periodo de tiempo.

Supongo que todas esas programaciones que organizan nuestras intervenciones educativas, en los diferentes servicios en los que ejercemos, son para facilitar un buen funcionamiento y  conseguir la mejor de las atenciones para las personas con las y para las que trabajamos. Pero últimamente, creo que en demasiadas ocasiones ese TIC-TAC, TIC-TAC termina siendo más importante que la propia intervención, y el tiempo y el dinero se imponen en una profesión donde lo verdaderamente importante son las personas.

Como yo hoy, que escribo este post, no teniendo claro si resulta interesante la reflexión, o es sólo que quiero poder subirlo el día 14 como tengo organizado y anotado en mi agenda.


 

 

¿Qué hacer?

Hoy amanecí contrariada…..Creo que por fin he podido determinar, concretar, identificar o simplemente ponerle nombre a un malestar arrastrado los últimos meses.

Veréis en septiembre de 1998 empecé a estudiar el CFGS de Animación sociocultural y desde ese mismo momento hasta hace unos meses he tenido claro que esta profesión hoy, formación entonces, era mi pasión. No tenía dudas hacia ella, y mis pasos eran firmes.

Pero desde hace unos meses se me cruza a menudo por las ideas la fugaz posibilidad de hacer/ganarme la vida, haciendo otra cosa. Y es que yo, trabajando en el ámbito socioeducativo, he disfrutado mucho…todo…más!!

Y hace unos meses sucede que lo que antes me encorajaba, ahora me entristece; lo que antes me servía para seguir con más ganas todavía, ahora me enfada y enfurruña solamente.

También es cierto que a lo largo de estos añitos de trabajo he aprendido, tal vez hasta demasiado, a gestionar el desánimo y las dudas e intento repensarme en relación a la profesión.

Porque ¿qué hacer si se nos acaban la pasión, la energía y el entusiasmo de los 25 años?…oigan y aquí me refiero sólo a la parcela profesional, que en lo personal ahí vamos también resolviendo con más o menos agilidad.

Supongo que lo que corresponde es buscar una nueva posición, una reubicación, u reposicionarse, un agarrarse fuerte a la convicción y al convencimiento de que la EDUCACIÓN es el arma que yo elegí para generar transformación; y utilizar la experiencia para seguir adelante. Tal vez con menos fuerza, con menos aspavientos; pero con mayor determinación, haciendo de forma más silenciosa y más sutil, pero también necesaria.


No és aquest un article actual, però l’he volgut recuperar per que estigui disponible en aquest blog. El vaig escriure en algun moment entre 2011 i 2013, mentre vaig desenvolupar les tasques de direcció del projecte A Peu de Carrer de la Fundació Casal l’Amic. Vaig intentar descriure el que m’agradava llavors de treballar amb joves…arguments que actualment em continuen resultant vàlids

Jo treballo amb joves!

Mai m’havia plantejat tant seriosament el fet de pensar quan vaig decidir i triar que volia treballar amb joves. Suposo que ja fa uns anys i devia ser una decisió molt emocional i instintiva.

I sí, vaig decidir que el que m’agradava, em reconfortava i  em satisfeia, era treballar amb joves. I l’instint i l’emoció es va tornar en  inquietud formativa i en professionalització, i en una incasable, imparable i constant recerca d’aprenentatges, i ganes de conèixer formes de fer i de treballar amb aquests joves.

Els joves. Un col·lectiu que tant fa enfadar, fa desesperar i als que tant costa entendre, o això diuen alguns. I a mi em motiven perquè cada dia és un repte, mai pots imaginar quina sorpresa et tenen preparada per avui. Estan plens d’energia , de ganes de, de voler fer i el que més m’emociona és,  la seva actitud tant característica de no veure els límits i creure’s capaços de tot.

També m’agrada molt el paper professional que em permeten desenvolupar al seu costat com educadora social. El paper d’adulta que acompanya, que no els diu el què han de fer i el què no, sinó que mostra i evidencia que tot i les equivocacions està al seu costat, i els anima a extreure aprenentatge de totes les experiències, i vol que continuïn fent, i els respecta els tempos i està alerta a que donin la senyal de “ja et deixo acostar-te”. I amb aquest plantejament com a base, és com treballem els educadors a la Fundació Casal l’Amic.

I que a més considero que invertir energies, esforços i el que calgui, en aquests joves és una interessant inversió, ja que els joves es troben en un moment del seu desenvolupament molt important, en el que estan assolint aprenentatges molt significatius, que determinaran en moltes ocasions, la construcció dels seus ideals, valors i posicionaments  envers la vida  i les seves capacitats d’acció a nivell social.

I resulta molt important que en aquests moments el joves comptin amb referents educatius positius, que els pugin educar en els aspectes que van més enllà dels, també importants,  continguts formals i curriculars, i que siguin els educadors els que van als espais significatius dels joves, a les seves places, al seu banc; i compartir el que toqui cada dia, un dia riures, un altre la pilota de futbol, l’altre les pipes, l’endemà una simple salutació, més endavant un dubte, una preocupació, de nou riures…I això és el que fem els educadors d’ A Peu de Carrer: Ser-hi!

Perquè crec que tota aquesta energia que desborda als joves l’han de poder invertir per desenvolupar-se com els adults del demà. Uns adults que sé que ens han de mostrar una nova societat molt més justa, feliç i amb oportunitats per totes les persones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s